martes, 16 de mayo de 2017

Mª Mercedes del Castillo Abreu - Migraña - Acúfenos

Nombre: María Mercedes del Castillo Abreu
Edad: 61 años
País: España
Residencia: La Laguna. Sta. Cruz de Tenerife
Profesión: Prejubilada de Banca
Fecha: 16 de Mayo de 2017.

Como ya he dicho mi nombre Mercedes y tengo sesenta y un años y  mis molestias vienen de muy lejos. Con catorce o quince años tuve dolores bastante fuertes de cabeza, me diagnosticaban jaquecas, me recetaban unas inyecciones y algún calmante y se fueron desapareciendo. A los treinta mas o menos aparecieron  dolores que ya me diagnosticaron como migrañas bastante fuertes, normalmente se colocaban en la sien derecha y en casos raros en la izquierda, entonces empezó mi peregrinaje por casi todos los neurólogos que me recomendaban . En aquel tiempo esto lo trataban con antidepresivos y calmantes fuertes. Esta medicación me incapacitaba para mi trabajo y par cualquier actividad de la vida normal.

Empecé a revisarme la vista, a usar gafas, revisarme los oídos, cualquier cosa que pudiera indicar la causa del dolor. Tenía que coger bajas muy largas en el trabajo con consecuencias muy dolorosas para mi. Comencé también con medicina alternativa, homeopatía, acupuntura, masajes, medicina naturista, etc. Tenia pequeños lapsus de mejoría pero al final el dolor volvía siempre. A través de la Asociación de enfermos de cefaleas tuve conocimiento de una doctora especializada en el tema y que pasaba consulta en la Ruber Internacional  de Madrid y fui a verla. Me hicieron otra suerte de pruebas y en una resonancia profunda vieron que los dolores habían producido micro infartos cerebrales. La doctora a la que le estoy muy agradecida me puso un gran tratamiento con el que logre una temporada de grandes mejorías. Ya existían los triptanes que iban directos al dolor aunque me producían varias secuelas. Fue una buena etapa porque pude volver a trabajar aunque muchos fines de semana debido al estrés reaparecían los dolores y tenía a que pasarlos en cama a oscuras y sin poder salir. A los cincuenta como mi menopausia no aparecía, tenía un mioma y grande hemorragias decidieron hacerme una histerectomía y me dijeron que así desaparecerían también las migrañas, nada mas lejos. Mis dolores siguieron igual. Me habían ido bajando el tratamiento de la Ruber porque no podía seguir con tanta medicación y seguía  sufriendo las terribles migrañas además los llamados  acufenos que era como tener una lavadora funcionando en mi cabeza, sobre todo por la noche con lo cual he dormido desde entonces con sedantes para poder descansar.


Ha sido en 2016 cuando aconsejada por una prima, a la cual le agradeceré siempre este acierto, pedí cita  a la Dra. Carlota Martínez Wallin  y empecé esta suerte de mejorías que han derivado en que sea tan feliz como lo soy ahora. El tratamiento en principio es solo cambiar una serie de posturas que ya provocan alivio,  luego el CAT que consiste en extraer algunas piezas dentales que están molestando y una pequeña crujía maxilar. Luego unos aparatos que debes llevar el máximo tiempo posible para dejar sitio en la boca. Se trata de que el trigémino esté  libre. 

Llevo casi dieciocho meses de tratamiento y me siento fenomenal, los dolores casi han desaparecido, salvo en momentos puntuales de nervios en que puede aparecer una molestia que desaparece rápidamente y muchas veces sin calmantes. Soy una persona nueva y se que hay muchas mas que han sido tratadas por la Dra. Y pueden corroborar mi testimonio.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Luis Galán de la Torre - Dolor de ojos, pómulo y maxilar superior

Nombre: Luis Galán de la Torre
Edad: 71 años
Resisdencia: Navarra  (España)
Profesión: Jubilado

Mis dolencias comenzaron una tarde sin más. Un dolor muy fuerte en los ojos, pómulo derecho y maxilar superior lado derecho. Ante la intensidad del mismo y alarmado llamé al Centro de Salud para tener una cita con mi médico de cabecera. En la misma, una vez expuesto el mal, me envía a hacerme una radiografía pensando podría ser sinusitis pero da negativo. Mientras tanto me receta unas cápsulas para calmar los dolores. Dicho medicamento una vez hace su efecto me vuelven los dolores y de nuevo solicito cita para comentarle la situación. Me envía a Neurología pero con el inconveniente de que la primera visita tarda unos cuatro meses. Continúo con los medicamentos para calmar los dolores que se van incrementando y que, sin exagerar, dan ganas de tirarse por una ventana.  

Afortunadamente me informan que en Logroño existe una Clinica, Dra. Siemens, que tratan estos males sin ningún tipo de medicación y muy efectivos, depende los casos. 
El diagnóstico de dicha Doctora es que tengo CAT y SMT (julio 2015). Me colocan un aparato y posteriores visitas periódicas para ir controlando la evolución del mismo. Ya en el primer comienzo una mejora sustancial. A los tres meses los dolores han desaparecido, sólo pequeñas molestias. Pasados ocho meses se elimina el aparato, ya que los dolores y molestias han desaparecido, y me colocan otro distinto pero sólo para dormir con lo que estoy actualmente (marzo 2017). 
No olvido que en Neurologia de la Seguridad Social no me encuentran nada que me provoque los dolores después de haberme realizado algunas pruebas que médicamente no sé explicar. 

Como final quiero corresponder a este testimonio valorando el trabajo de la Dra. Siemens y en su profesionalidad y tratamiento humano.